El suplemento literario de El País, Babelia, ha publicado una lista con los 100 mejores libros (novelas, ensayos, memorias y poesía) de lo que va de siglo, de acuerdo con el criterio de cien expertos que, es de suponer, tienen relación con el periódico. La lista es un disparate, claro está, pero no porque la selección sea mala, que eso se da por descontado, sino por la estupidez que representa pretender establecer una cosa así. ¿Por qué estos señores de Babelia, en lugar de publicar una lista con cien obras que han sido del agrado de los siguientes señores: Fulanito, Menganito, Zutanito, hablan de los cien mejores libros del siglo XXI, como si eso fuera lo mismo que decir “tres y tres son seis”? 

Supongo que sin la simplificación, o la abstracción, ni podríamos pensar con palabras ni podríamos comunicarnos, pero, aun así, parece que hay grados, o niveles, de simplificación y distorsión dentro del pensamiento, en función de los sentimientos que están detrás. Y por lo general, para nuestra desgracia, son los sentimientos idiotas los que muestran más poder sobre la conciencia, sentimientos como los que han parido la lista de los cien mejores libros del siglo XXI, de Babelia. Este asunto no tiene mayor importancia, pero tampoco es del todo intrascendente. Puede que algún chaval incauto se tome la lista en serio y se quede sin descubrir de por vida las novelas de Mario Vargas Llosa o Antonio Soler, por ejemplo. 

En España se publican 80.000 libros al año, se dice en la glosa de la lista. Tiremos hacia abajo y pongamos que entre novelas, ensayos, memorias y libros de poemas solo se publican 1.000 (que serán muchos más). Como hablamos de 22 años, la selección se habría hecho sobre un total de 22.000 libros, aproximadamente. ¿Cuántos libros habrán tenido tiempo de leer los selectores, a los que, dicho sea de paso, vamos a suponer una cierta autoridad? ¿Han leído todas las novelas, todos los ensayos, todos los libros de poesía… ? ¿Han leído ensayos sobre biología, sobre física, o tecnología, o hermenéutica, o métodos para limpiar el suelo? Yo escuché en una charla a Marta Sanz. No sé si suyos son cuatro o cinco títulos de la lista. Como inevitablemente hay que escoger un libro sin haberlo leído previamente, dejándose llevar por unas cosas u otras, me voy en busca de un libro de Richard Feynman, y desecho a Marta Sanz.

Written by : Aniceto Barrones

Subscribe To My Newsletter

BE NOTIFIED ABOUT BOOK SIGNING TOUR DATES

Donec fringilla nunc eu turpis dignissim, at euismod sapien tincidunt.

Leave A Comment